Reflexología Podal en Niños

Reflexología Podal en Niños

Reflexología podal en niños: conoce porqué es tan positiva para ellos.

La reflexología podal está al alcance de todos porque, dado su carácter no invasivo y carente de efectos adversos, puede ser disfrutada por cualquiera, con independencia de su edad o condición física. Ya sean adultos, ancianos o niños: todos ellos podrán beneficiarse de las propiedades relajantes y curativas de esta terapia natural y milenaria que te ofrecemos en Zensaciones.

La reflexología podal es una terapia alternativa que se aplica sobre el cuerpo, concretamente sobre los pies, pues está demostrado que en ellos se hallan los reflejos correspondientes a todas las partes del organismo, de modo que, mediante técnicas de masaje, presión o fricción en los puntos precisos, lograremos prevenir o tratar enfermedades, así como equilibrar nuestro organismo.

La aplicación de la reflexología podal es muy similar en niños y adultos, si bien los pequeños son mucho más receptivos al tacto, resultándoles la experiencia particularmente sensorial y placentera, por lo que se trata de una terapia muy recomendable para ellos.

Muchas veces nos encontramos con el problema de no saber qué les pasa a nuestros hijos: ya se trate de bebés (que solo pueden llorar) o de niños que, aun pudiendo hablar, no comunican claramente lo que les sucede (siendo propensos a somatizar problemas de ansiedad). Para estos casos la reflexología podal para niños puede ser una buena opción.

Dado el carácter transversal de la reflexología podal, cuyos beneficios abarcan no solo el tratamiento de enfermedades, sino también el bienestar físico y mental, podemos abarcar los problemas infantiles que, muchas veces, presentan un origen complejo o desconocido.

La reflexología podal es totalmente natural, ajena al uso de químicos, siendo una opción recomendable a la hora de tratar a nuestros hijos, muchas veces sometidos al abuso de medicación innecesaria y/o excesiva. Además, las sesiones de reflexología podal infantil se desarrollan en un ambiente relajado, convirtiéndose en una experiencia suave y placentera para los pequeños.

reflexologia podal en niños

¿Desde cuándo se puede empezar con la reflexología podal infantil?

Dada su inocuidad, se puede comenzar con las sesiones de reflexología podal infantil desde el primer minuto de vida, cualquiera que sea el estado de salud de tu pequeño, pues se trata de una terapia que aporta grandes beneficios sin causar perjuicio alguno.

De hecho, la reflexología podal es muy recomendable para los bebés, sobre todo si han sufrido un nacimiento particularmente complicado (por ejemplo, si se usaron fórceps). Así, se recomienda su uso para tratar dolores frecuentes en los bebés (como los causados por dentición, gases o cólicos).

¿Has pensado alguna vez en lo duro que resulta ser un bebé? No puedes expresarte ni moverte, dependes absolutamente de tus padres para hacerlo TODO, desde comer hasta ir al baño, lo único que puedes hacer es llorar… Y eso no orienta demasiado a tus cuidadores para saber qué necesitas exactamente. Es por ello que la

reflexología podal en bebés resulta un instrumento sumamente útil para los padres.

reflexologia podal en niños

5 beneficios de la reflexología podal en niños que quizás no conocías.

  1. La reflexología podal en niños posee un alto poder estimulante, lo que se puede usar para potenciar la circulación sanguínea, el crecimiento, el sistema nervioso, el desarrollo hormonal, la eliminación de toxinas o la energía vital de nuestros pequeños. Es en los primeros años de vida cuando se sientan los cimientos, físicos y psicológicos, que ayudarán a nuestros hijos a crecer. Y, gracias a esas bases, podrán asumir un imparable aumento de exigencias, laborales y emocionales, a medida que se acerquen a la vida adulta.
  2. La relajación aportada por la reflexología podal en niños posee propiedades calmantes, gracias a las cuales podemos aliviar el dolor causado por padecimientos diversos, como son los de tipo digestivo (tan frecuentes en lactantes) o respiratorio, así como las molestias originadas por lesiones o dolores de espalda.
  3. Ese poder calmante que posee la reflexología podal infantil, resulta de enorme ayuda para abordar problemas de orden psicológico que, cada vez con mayor frecuencia, afectan a los niños (TDAH, insomnio, enuresis, ansiedad, irritabilidad), aumentando su autoconfianza. También se ha revelado muy eficaz para tratar a niños con síndrome de Down.
  4. La reflexología podal infantil sirve, asimismo, para reforzar el sistema inmunitario de los niños, haciéndolos menos propensos a sufrir infecciones de origen vírico o bacteriológico (lo que redundará en un menor uso de antibióticos).
  5. La reflexología podal en bebés y niños resulta muy conveniente para intensificar el contacto físico con los pequeños, lo que redunda en beneficio de su salud física y mental, sirviendo para reforzar nuestros lazos con ellos. Son muchos los estudios que corroboran las bondades aportadas por el contacto físico en las edades más tempranas, lo que se intensifica por la mayor receptividad que presentan los niños al sentido del tacto.
reflexologia podal en niños

¿Cómo aplicamos la reflexología podal infantil en Zensaciones?

En Zensaciones, tu centro de terapias alternativas de Villagarcía, somos expertos en reflexología podal infantil, la cual aplicamos en un ambiente tranquilo, empleando un nivel de presión apropiado para la edad de cada paciente, proporcionándole una experiencia terapéutica y relajante, capaz de equilibrar su organismo en todos los planos: físico, mental y energético.

La duración del tratamiento de reflexología podal infantil dependerá de la finalidad buscada con él (sanación estimulación o relajación). De modo orientativo, suele consistir en una sesión semanal durante 3 ó 4 semanas en la fase de tratamiento y, una vez logrado el objetivo perseguido, es recomendable realizar sesiones de mantenimiento una vez al mes o al bimestre.

Todo lo relativo a la salud infantil hay que llevarlo con el mayor rigor, siendo desaconsejable practicar la reflexología podal infantil por tu cuenta, basándote en libros o tutoriales que explotan la supuesta facilidad de este tipo de técnicas: su utilización sin la experiencia y conocimientos necesarios resultaría perjudicial para los pequeños (así, por ejemplo, no se debe masajear la zona del pie correspondiente a la hipófisis o al aparato reproductor antes de alcanzar la pubertad). No pongas en riesgo el bienestar de tus hijos y rodéate de profesionales a la hora de tratarlos: confía en Zensaciones

Añadir comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.