Sistema de curación mediante la imposición de manos, en el que se canaliza la energía universal para que ésta fluya adecuadamente por el cuerpo, frenando el estrés, rompiendo bloqueos emocionales, aumentando las defensas y en definitiva, restaurando la salud.